• Es este sentido, en España, cada euro de PIB directo vinculado a la obra civil genera 3 euros en el PIB total, cada empleo directo vinculado a la obra civil genera 3 empleos totales y por cada euro de recaudación directa de la obra civil se recaudan 2,3 euros de recaudación fiscal total.
  • La construcción es el tercer motor económico de nuestro país en cuanto a producción; contribuyendo con 180.179 M€, representando un 6,9% del total y formado por 422.000 empresas (datos de 2022).
  • Si el actual ritmo inversor en obra civil en España persiste (11.863 M€ en 2022 vs 33.680 M€ en 2009), en 2030, casi la mitad de las infraestructuras públicas superarán los 20 años de antigüedad. Invertir en obra civil es fundamental para cumplir los ODS, para lo que, según estima SEOPAN, harán falta 241.000 M€ en infraestructuras planificadas del ciclo integral del agua, transportes, energía y equipamiento público.

 

17 de junio de 2024. Por cada millón de euros invertido en obra civil en España se generan 780.571 euros en PIB de forma directa, indirecta e inducida, casi 12 empleos a tiempo completo (ETC) y 263.366 euros de retorno fiscal, según datos del informe “El sector de la construcción en España. El impacto económico de la obra civil (2022), elaborado por PwC a petición de SEOPAN, Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras. Del mismo modo, teniendo en cuenta este efecto multiplicador de invertir en obra civil en España, por cada euro de PIB directo vinculado a la obra civil en España se generan 3 euros en el conjunto de la economía, por cada empleo ETC vinculado a la obra civil se crean casi 3 empleos ETC y por cada euro recaudado directamente por la obra civil se generan 2,3 euros de recaudación fiscal total.

El estudio pone de manifiesto, además, que, en términos de producción anual, la construcción es el tercer motor económico de nuestro país, contribuyendo con 180.179 M€ – el 6,9% de la producción total nacional- y formado por 422.000 empresas (datos de 2022).

Entre otros datos, el trabajo señala que la oferta doméstica de servicios de la construcción satisface prácticamente toda la demanda de servicios existente en el país, siendo las importaciones del 0,2% sobre la oferta del sector y que las empresas del sector de la construcción engloban actividades de edificación (54,2%), obra civil (13,1%) y construcción especializada (32,7%).

El informe pone foco en la obra civil, destacando la contribución e impulso de las infraestructuras a la productividad y competitividad, la conectividad y reto demográfico, la salud pública y calidad de vida, o a la transición energética y digital.

Igualmente, destaca la elevada contribución socioeconómica de la obra civil, destacando la industria manufacturera y el comercio como sectores mas beneficiados de forma indirecta e inducida, tanto en PIB, concentrando el 34,5% de la contribución de la obra civil, como en empleo con el 40,5% del empleo indirecto e inducido por la obra civil.

El trabajo explica que, como consecuencia de la crisis financiera que sufrió España en 2008, el presupuesto público destinado a obra civil se redujo de forma drástica y, pese a la llegada de los fondos de recuperación europeos en 2021, no se han recuperado aún las cifras previas a la crisis. Esta disminución de la inversión pública -11.863 M€ en 2022 vs 33.680 M€ en 2009- está provocando el envejecimiento de las infraestructuras y un retroceso del stock de capital público de tal forma que, si el actual ritmo inversor persiste, en 2030, casi la mitad de las infraestructuras públicas en España superará los 20 años de antigüedad. Este déficit de inversión afecta especialmente a las infraestructuras hidráulicas, portuarias y viarias, que son las más envejecidas.

En último lugar, el trabajo señala que la obra civil es un pilar fundamental para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) definidos por las Naciones Unidas, para lo que, según estima SEOPAN harán falta 241.000 M€ en infraestructuras planificadas relacionadas con el ciclo integral del agua, transportes, energía e infraestructuras de equipamiento público. Teniendo en cuenta los multiplicadores de impacto anteriormente mencionados, estas inversiones necesarias a corto y medio plazo generarían un impacto de 188.063 M€ en PIB, 2.796.829 de nuevos empleos a tiempo completo y 62.688 M€ de recaudación fiscal.

 

DESCARGA EL INFORME COMPLETO AQUÍ